Nuestra posesión más preciada.

La posecion mas preciada

Haber ¿cuál crees que es nuestra posesión más preciada? Es la que siempre llevamos con nosotros a donde quiera que vayamos. Esta posesión es la que ha llenado bibliotecas enteras de libros en el mundo y que aún no se sabe todo lo que se puede hacer con ella.   Es la que acumula años y vicios y que si no le prestamos atención se va añejando,  deteriorándose por el abandono a la que la sometemos. Especialmente después de pasar la secundaria nos olvidamos por completo de ella. Nos adentramos en un mar de trabajo, de necesidades, a los celulares, a nuestra carrera, o a nuestros vicios y a la pachanga. Pasan los años, por el abandono nuestra posesión más preciada empieza a quejarse y muchas veces aun así la ignoramos no le hacemos caso.  Empieza a encogerse, a hincharse y después enfrentamos muchos problemas  de salud, y no entendemos  cuales son las razones relacionadas con estos problemas saludables. Y empezamos a culpar a Dios o la vida.  Y la razón principal es que no hemos tomado la responsabilidad de cuidar y darle más atención a nuestra posesión más preciada.

Hablemos de nuestro cuerpo físico. Menciono la secundaria como el momento en que dejamos de tomar en cuenta nuestro cuerpo físico porque hasta entonces tenemos una clase o un maestro de educación física que nos exige que realicemos ciertos ejercicios, que hagamos ciertos estiramientos porque de lo contrario perderemos la clase.  Al pasar esta etapa el enfoque en cuidar de nuestro cuerpo desaparece casi por completo. Nos dedicamos a la familia, al trabajo, a la parranda o cualquier otra cosa.  Y nos olvidamos completamente que sin nuestro cuerpo nada más es posible o con su deterioro todo lo demás se vuelve más difícil. Casi todos somos culpables de descuidar nuestro cuerpo.  Aquí les doy un ejemplo. Cuando me moví para los Estados Unidos, en menos de un año subí 30 libras. Y comencé a tener problemas de acides y de nervios, empecé a tomar medicamentos porque aquí todo se lo quieren quitar a uno con una pastilla. Hasta las libras. Pero la realidad es que nuestro cuerpo no trabaja así.

Nosotros fuimos diseñados para  movernos, para actuar, somos máquinas de acción nos guste o no.  Si solo nos sentamos en la oficina, enfrente de la pantalla y nos dedicamos a comer pizza y a beber soda, todo esto se acumula en nuestro organismo y poco a poco sin darnos cuenta  cada grano de azúcar, y de grasa afectan nuestra salud y si uno no cambia esta rutina reduce su tiempo de vida aquí en la tierra.   Y el peor error es esperar hasta que el doctor nos diga que tenemos un problema. Porque para entonces puede ser demasiado tarde.

Uno debe de comenzar a cuidar su cuerpo gradualmente, por ejemplo si uno tiene un trabajo sedentario de oficina uno empieza a dar una caminadita un par de veces a la semana,  y a reducir la cantidad de bebidas carbonatas azucaradas que se consumen al día.  E incrementa el ejercicio gradualmente, también reduce los vicios alimenticios poco a poco. Uno de los errores más grande que cometemos es comenzar a ejercitarnos y correr diez mías el primer día. Esto es como darle un choque eléctrico al cuerpo y no nos motiva para nada. Hay que comenzar un buen hábito gradualmente. He aprendido que si uno hace algo por 21 días consecutivamente luego se vuelve un hábito. Te invito a probar esta técnica de los 21 días para desarrollar los hábitos del ejercicio como la caminata, y estiramientos.  Y hay que verse en el espejo y agradecerle a nuestro cuerpo porque es el templo y el regalo que nos tiene de viaje por este mundo. Hay que darse el tiempo para cuidar de nuestro cuerpo.

Cuando uno toma el tiempo para cuidar de su organismo el beneficio no solo es físico. Al hacer esto uno reduce las tensiones, el estrés y obtiene beneficios mentales. Existen muchos grupos de neurólogos de varias universidades que estudian los beneficios de las actividades físicas en la mente. Ellos han descubierto que el ejercicio crea nuevas células  en el cerebro. Yo tuve la oportunidad de tomar una clase en https://www.coursera.org/ que se llama aprendiendo a aprender. Y el profesor encargado es un neurólogo muy prestigioso que explicaba los efectos del ejercicio en el cerebro. Así que hay que considerar este beneficio también, técnicamente aumentamos o por lo menos mantenemos nuestra inteligencia en forma cuando hacemos ejercicio. Aquí hay un enlace en ingles que detalla un poco más sobre los efectos del ejercicio en el cerebro.  http://ow.ly/MoNnN.

Todo cambio toma  tiempo, esfuerzo y dedicación. Hay que buscar maneras de hacer el ejercicio los más divertido posible o  por lo menos tolerable.  Es normal sentirse un poco incómodo al momento de ejercitarse pero eso pasa cuando el ejercicio termina o al momento en que uno se acostumbra. Por eso es importante incrementarlo poco a poco.  Hay que enfocarse en los beneficios de nuestra salud. Hay que tomar una actitud como la que hay en este dicho del  famoso boxeador Muhammad Ali:”Yo odiaba cada minuto de mi entrenamiento, pero me dije a mi mismo. “No renuncies, sufre este momento y vive el resto de tu vida como un campeón de boxeo””. Nosotros no tenemos que llegar a ser campeones de boxeo. Si no es una de nuestras metas pero usar esta filosofía de sacrificio en los beneficios que hay después del ejercicio.  En mi caso a mí me ayuda pensar en mis hijos porque quiero pasar más tiempo con ellos en este mundo.

Cuando uno se ejercita  puede  invitar a alguno de sus amigos, o escuchar un buen libro de audio mientras se camina, o corre, hasta se puede llamar al vecino  para contarle el chisme del díaJ. Bueno estas solo son ideas, maneras para distraer nuestra mente mientras nos ejercitamos. Hay muchas formas diferentes encuentra las tuyas y dedícale tiempo a nuestra posesión más preciada que aunque también es prestada por tiempo limitado en este mundo,  nuestro cuerpo ha  sido y será nuestro compañero por el resto de nuestra vida.

Yo quiero recomendar de nuevo en este tema al autor Tony Robbins el conocimiento de Tony en cómo usar el ejercicio  es increíble. Tony hasta enseña maneras en cómo usar nuestro cuerpo para aprender a cambiar nuestras diferentes emociones y adquirir un montón de beneficios psicológicos. Él también explica muy detalladamente acerca de los beneficios en reducir los alimentos que producen acido en nuestro organismo. Y explica los beneficios de mantener una dieta alcalina.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s